Red de Oficinas de T urismo de Extremadura (2)

El pasado 10 de febrero se publicó en el DOE el decreto que regulará la red de oficinas de turismo. Aquí el enlace.

El panorama de la información turística en Extremadura lo forman una serie de oficinas que coexisten: oficinas municipales (algunas en convenio con la Dirección General de Turismo) y puntos de información turística que coexisten con algunas otras oficinas propiedad de la Junta de Extremadura. La junta de Extremadura firma convenios bianuales, mediante los cuales financia una parte de los gastos de mantenimiento de estas oficinas. A cambio establece una serie de requisitos que las oficinas de turismo deben cumplir.

Pues bien, este decreto a nuestro juicio, viene a fijar un procedimiento homogéneo, que ofrece criterios para que las distintas oficinas (sobretodo las municipales, las propias de la Junta de Extremadura pertenecerán a la red de oficio) soliciten su inclusión a la red, sustituyendo el sistema de convenios hasta aquí en funcionamiento. Hay que añadir que en el sistema de convenios, la Junta de Extremadura cofinancia, y nada de dinero hemos leído en este decreto.

En general, choca la utilización del término red al hablar de lo que podríamos llamar, después de leer el texto, estructura piramidal del sistema de información turística. Por ejemplo, al establecer estructuras locales con dos personas (jefe y segundo) y exigir unas titulaciones y un sólo idioma (el inglés, nivel B1) en todos los casos, no parece que se esté partiendo de un modelo en red, en el que cada nodo (persona) podría tener una especialidad distinta, idioma distinto, etc. lo que permitiría, cubrir las necesidades de más mercados. Porque pensando en el mercado internacional ¿como vamos a atenderlo si en nuestro sistema sólo tenemos previsto el inglés, y a un nivel precario? Utilizando las infraestructuras de comunicaciones que hay hoy en día, ¿no podríamos pensar que un número de personas se ocuparan del mercado italiano, otras del alemán, etc. aunque no estuvieran físicamente en el mismo espacio? ¿no hay tecnología que lo permita? En este caso, todos los recursos de la red servirían a toda Extremadura. De este Decreto esperamos al menos, que no suponga un obstáculo al verdadero trabajo en red.

Además, al diseñar esta red, parece que se piensa en atender al turista que llega por la puerta o llama por teléfono, o email, y si hiciéramos una encuesta veríamos que no son muchos los turistas que pasan por una oficina de turismo, y cuando lo hacen, suelen venir con su información en la mano. En este sentido, sería pertinente preguntarse por el papel de las oficinas de turismo y de las personas que trabajan en ellas más allá de la información, en el ámbito de la dinamización, lo que obliga a otro diseño y a la búsqueda de perfiles más variados.

Los criterios que se establecen se refieren a las instalaciones, equipamiento y personal, así como temas de señalización, imagen y horarios mínimos de apertura. Surge aquí la pregunta de qué consideración tendrán aquellas oficinas o puntos de información que no puedan cumplir con estos requisitos (en poblaciones pequeñas es difícil cumplir con los requisitos de titulación que no se expide más que en cuatro puntos de Extremadura) y sin embargo, ofrecen y seguirán ofeciendo el servicio de información y dinamización, porque ¿no depende de ellas igual el objetivo de transmitir calidad de la experiencia turística? En la mayoría de los casos, si no en todos, es preferible tener un punto de información y dinamización abierto, que nada en absoluto, y debemos pensar que no toda Extremadura es igual, las empresas y habitantes del entorno rual de Extremadura (la mayoría) no tienen las mismas oportunidades de formación, ni de atracción de población con determinada cualificación ni de atracción turística (por problemas de ubicación y comunicación, p.e.) que cualquiera de las cuatro/cinco/seis grandes ciudades extremeñas.

Por último, tampoco se ve fácilmente el espacio para la colaboración público/privada. Al describir en el segundo párrafo el panorama de la información turística, nos hemos fijado tan sólo en la parte pública. Sin embargo, la información turística llega a su destinatario por muchas vías (la mayoría online), entre ellas, y una vez en destino, via las empresas locales. No todo el mundo va a una oficina de turismo, pero casi todo el mundo come o duerme (si no, no los contamos como turistas). Pues bien, estos lugares son auténticos puntos de información turística, e integrarlos en la red, puede ayudar a ofrecer una información de mayor calidad y a una dinamización y formación del sector que es muy necesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s